Senderismo y naturaleza

Ruta del Cares.   Entre los macizos central y occidental se abre paso la ruta del Cares, el sendero más conocido del Parque Nacional de los Picos de Europa. En su recorrido pasa por las poblaciones de Posada de Valdeón, Cordiñanes, y Caín, en la provincia de León, y Poncebos en el Principado de Asturias. La ruta aporta interesantes recursos culturales e históricos, como la necrópolis de Barrejo, el Chorco de los Lobos, o la Ermita de Corona, así como la propia senda que desde Caín se abre paso, tallada en la caliza hasta Poncebos. Un singular recorrido que a su vez contiene importantes singularidades botánicas y geológicas, y de gran espectacularidad paisajística, lo que le ha valido el apodo de “La Garganta Divina del Cares”.

Senda por el curso bajo del río Dobra. El río Dobra nace en la vertiente leonesa de los Picos de Europa y termina su recorrido cediendo sus aguas al Sella. En su cuenca más alta sólo es apto para la práctica del barranquismo, creando una garganta estrecha y escarpada. Pocos kilómetros antes de su llegada a Tornín, el río atraviesa parajes exuberantes de Amieva y que se pueden transitar en la llamada ruta del Alto Dobra. En este último tramo el Dobra se tranquiliza, encuentra el terreno llano y abierto por el que nosotros haremos esta excursión. 

  El río Dobra conserva aguas cristalinas entre otras razones porque está exento de todo tipo de contaminación, no teniendo en su cuenca hidrográfica ningún asentamiento humano. Se inicia en el Puente del Dobra, por una pista apta para vehículos todo terreno, a unos 200 m. se encuentra el puente de piedra romano o Puente Viejo por donde cruza la Senda del Arcediano y el Camin de la Reina y desde donde se puede observar las aguas cristalinas del río.

Ruta de Bulnes. Bulnes es probablemente la aldea más aislada de cuantas cuelgan en las laderas de los Picos de Europa.

  La ruta se inicia en Poncebos, se cruza el río Cares por un bonito puente medieval conocido como La Jaya. El camino penetra en la canal del Tejo, la cual recorre un espectacular trazado de su fondo. Más tarde llegamos al puente Colines, que da acceso al camino que sube a Bulnes de Arriba o al Castillo, donde según la tradición popular se ubicaba uno de los tres castillos que existieron en Cabrales. Continuamos el camino sin cruzar el puente para llegar a Bulnes de Abajo o la Villa. Desde aquí se puede continuar al barrio de Arriba y bajar el puente Colines.