Picos de Europa

Picos de Europa.   Los Picos de Europa son un grupo de montañas que se desprenden de la Cordillera Cantábrica hacia el norte. Representa la más importante formación conocida de caliza carbonífera, la llamada caliza de montaña. Se encuentra situado entre Cantabria, Asturias y León.

  Los ríos Deva, Duje, Cares y Sella dividen a este grupo de montañas en tres macizos independientes: el Oriental o de Andara, que se encuentra en su totalidad en Cantabria, es el de menores dimensiones y menores altitudes (Máximo 2.441 mts. que se alcanzan en la Tabla de Lechugales). El Central, o de los Urrieles, lo comparten Cantabria, Asturias y León, es el más abrupto de los tres y en él se encuentra el famoso Naranjo de Bulnes y la cumbre más alta de los Picos de Europa, el Torrecerredo, de 2.648 mts.; y el Occidental o del Cornión, es el de mayor extensión, y lo comparten Asturias y León y fue el primer Parque Nacional declarado en España en el año 1.918.

  Es un macizo donde la vegetación escasea a partir de los 1.700 mts., siendo el roquedo el que domina el paisaje. La extraordinaria permeabilidad del terreno aborta el desarrollo de cualquier curso de agua en la superficie. El agua captada en las dolinas y los jous sale posteriormente a niveles muchos más bajos, cerca de los valles. Por este motivo son escasísimas las fuentes existentes en las alturas, y algunas en verano llegan a secarse. 

  Uno de los rasgos llamativos de los Picos de Europa es el vertiginoso desnivel que en muy poca distancia se produce. Existen grandes y afiladas agujas que se alzan hacia el cielo, por encima de los 800 mts., sobre el fondo de los numerosos jous existentes. Por este motivo no es la zona ideal para la práctica del esquí de montaña, ya que requiere grandes esfuerzos para salvar los desniveles y una gran experiencia en este deporte. Pero debido a su belleza, sobre todo cuando se encuentra cubierto de nieve, bien merece un esfuerzo para adentrarnos por sus jous, collados y aristas.

Anuncios